Un joven de 22 años es el décimo inculpado en Bélgica por "asesinatos terroristas y participación en las actividades de un grupo terrorista", en el marco de la investigación de los atentados de París, anunció el jueves la fiscalía.

Ayub B., un belga nacido en 1993, fue detenido el miércoles durante un registro policial en Molenbeek-Saint Jean, un barrio de Bruselas por donde han transitado varias células yihadistas.

"El juez de instrucción emitió esta mañana una orden de arresto en su contra", indicó la fiscalía belga en un comunicado.

Una decena de teléfonos móviles, "que están siendo examinados", fueron incautados durante la operación, que tuvo lugar en una casa ya registrada tres días después de los atentados del 13 de noviembre, según la prensa belga.

La cadena pública RTBF asegura que se hallaron en el primer registro "rastros" del paso por esa casa de Salah Abdeslam, uno de los principales sospechosos huido.

El diario Het Laatste Nieuws informó el jueves de que la casa pertenece a una familia cercana a Abdeslam, de la cual cinco miembros partieron a Siria.

La fiscalía precisó que no había encontrado ni armas ni explosivos durante el registro del miércoles.

El nuevo inculpado deberá comparecer en un plazo de cinco días ante un juez, que decidirá si sigue bajo detención provisional.

PUB/CM