Ted Cruz, el principal rival de Donald Trump durante las primarias republicanas, apareció anoche en el Quicken Loans Arena de Cleveland, Ohio, para dar un discurso. Se esperaba que diera su apoyo a Trump, por lo que fue recibido con ovaciones.

Pero esta recepción cambió a abucheos cuando quedó claro que el senador por Texas no iba a respaldar a su antiguo rival y no iba a pronunciar la frase que todos esperaban: "Voten a Trump".

"Merecemos líderes que defiendan principios, que nos unan alrededor de valores compartidos, que prefieran el amor a la rabia", dijo Cruz, enumerando sus críticas recurrentes al hombre de negocios.

"Si aman a su país y aman a sus hijos como sé que lo hacen, exprésense y voten con su conciencia", dijo, y fue inmediatamente interrumpido por los abucheos de la multitud que gritaba "¡Queremos a Trump!".

PUB/FHA