Donald Trump, cuyo nombre brilla en un ostentoso hotel de Las Vegas, busca una tercera victoria al hilo en la carrera republicana, tras imponerse en las primarias de New Hampshire y Carolina del Sur.

El caucus (asamblea partidaria) de Nevada es la cuarta escala en la contienda por la candidatura presidencial republicana, que tendrá su climax en la convención de julio en Cleveland, tras celebrarse en Iowa el primer round, en el que Trump llegó segundo detrás del senador ultraconservador Ted Cruz.

Sin embargo, la duelo de Nevada constituye el primer capítulo de la contienda interna Republicana en el oeste de Estados Unidos, y en un estado donde casi el 40% de la población de unos tres millones de personas es de origen hispano.

Al mismo tiempo, Nevada es un estado particular, con un gobierno local dominado por republicanos pero con más electores registrados por el Partido Demócrata.

- En busca de los votos de Bush -

Desde el inicio de las campañas, Trump avanzó como un bulldozer imparable en los sondeos, con una ventaja de dos dígitos prácticamente constante sobre sus más inmediatos adversarios, Cruz y el también senador Marco Rubio.

Sin embargo, resta ver el desempeño del multimillonario en Nevada, ya que desde el lanzamiento de su precandidatura usó cada oportunidad disponible para utilizar una inflamada retórica anti inmigrantes, en su mayoría formada por latinos.

En el último fin de semana, los aspirantes republicanos iniciaron una avanzada de campaña para captar votos de indecisos mediante reuniones públicas en que respondían a preguntas de los electores.

Cruz y Rubio, ambos de origen cubano, buscan 'heredar' los votos que quedaron huérfanos ante la decisión del ex gobernador de Florida Jeb Bush de abandonar la carrera presidencial.

Pero aunque consigan recibir ese caudal de votos, los dos tienen por delante aún un enorme terreno que cubrir si desean amenazar el liderato de Trump.

"Trump tendrá posiblemente el 35% de los votos, y eso será suficiente para ganar", dijo Erick Herzink, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Nevada, al diario USA Today.

En el último duelo Republicano, en Carolina del Sur, Cruz terminó en tercer lugar, pero el lunes aseguró que es el único que logró derrotar a Trump en esta disputa interna, ya que terminó primero en el caucus de Iowa.

- Evitar pasos en falso -

En el campo Demócrata, Hillary Clinton consiguió una victoria sobre el senador Bernie Sanders el sábado en Nevada, un resultado que reinyectó nueva energía en una campaña que parecía patinar.

Una semana antes del duelo de Nevada, Clinton tenía casi 20 puntos de ventaja sobre Sanders pero las urnas arrojaron un resultado mucho más apretado, en un escenario que en el voto hispano estuvo lejos de alinearse detrás de la ex secretaria de Estado, y en cambio pareció inclinarse hacia el veterano senador.

La victoria de Clinton en Nevada y la de Trump en Carolina del Sur dieron un impulso importante para ambos de cara a un capítulo crucial de esta campaña: el llamado "Súper Martes", cuando los electores van a las urnas en una decena de estados.

En esta coyuntura de la campaña, cuando cualquier tropiezo puede provocar un desplome, los aspirantes se ven forzados a no dejar cabos sueltos.

Por ello, el lunes Cruz pidió públicamente la renuncia de su vocero y jefe de comunicaciones, Rick Tyler, por un video sobre Rubio supuestamente haciendo comentarios negativos de la Biblia.

Cruz es la opción principal de los sectores más a la derecha del Partido Republicano y su base de apoyo está en los electores ultrareligiosos, pero el video sobre Rubio era claramente una distorsión y de esa forma el aspirante presidencial no tuvo otra salida que deshacerse de su jefe de comunicaciones.

Los caucus republicanos en Nevada cmenzarán hacia las 17H00 locales (01H00 GMT del miércoles) y culminarán hacia las 21H00. Los resultados deberían conocerse poco después de cerradas las consultas.

En los caucus está permitida la participación abierta para expresar apoyo a los aspirantes. La votación generalmente se realiza a mano levantada en las reuniones que se realizan en escuelas, centros comunitarios y centros de oración.

 

PUB/IAM