En el marco del sangriento ataque producido la madrugada del domingo en la discoteque Pulse de Orlando, Florida, los candidatos a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump y Hillary Clinton se refirieron al asunto y a las medidas de seguridad.

Y mientras el virtual nominado por el Partido Republicano a las elecciones del 8 de noviembre aseguró esta mañana a la cadena de noticias Fox que "o él no entiende nada o tiene más información que cualquiera de nosotros" sobre el ataque, dejando entreveer que Obama en sí mismo es un peligro, la candidata demócrata propuso la creación de una fuerza especial dedicada exclusivamente a prevenir este tipo de ataques, y que maneje una lista general de sospechosos.

"Si es que hubiese una lista general donde se diese cuenta del conocimiento de los requisitos necesarios para acceder a un arma bajo el acuerdo 'Brady', podríamos poner una traba importante en su camino para conseguir armas y municiones", dijo Clinton la mañana del lunes a la National Public Radio. Cabe mencionar que 'Brady' es el acta firmada por el Congreso en 1993 que establece los requisitos para que una persona acceda a un arma en todo el país.

También, la candidata propuso la creación de una ley que impida a las personas con prohibición de viajar en avión, acceder a la compra de armas. Esto ya fue propuesto por el presidente Obama en diciembre pasado, después de los ataques de San Bernardino, pero fue rechazado por el Congreso.

Sus opositores argumentaron que la creación de dicha prohibición podría caer sobre personas inocentes sin el juicio correcto o por error del gobierno. Además, atentaría contra la Constitución.

PUB/FHA