La monja que consiguió huir de la iglesia de Saint Etienne du Rouvray (al noroeste de París) para avisar de la toma de rehenes relató que los dos terroristas hicieron arrodillarse al sacerdote antes de degollarlo y grabaron su crimen en video.

La hermana Danielle explicó, en un testimonio a la emisora de radio "RMC", que los asesinos ordenaron agruparse a los cinco presentes y que no se detuvieron pese a que todos les imploraban que no siguieran adelante.

Los hombres forzaron al sacerdote Jacques Hamel, de 84 años, a arrodillarse, y cuando este intentó defenderse "allí comenzó el drama", relató la monja.

"Se grabaron en video. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso", dijo Danielle, quien agregó que ella consiguió huir en el momento en que los hombres atacaron al sacerdote, tras lo cual pudo dar la alerta a una persona que circulaba en coche.

En declaraciones para Le Fígaro la religiosa declaró: "Ellos entraron bruscamente. Tomaron el espacio. Hablaban árabe. Yo he visto un cuchillo. Me marché en el momento que ellos comenzaron a agredir al padre Jacques. Ni yo misma sé si se dieron cuenta de que me iba".

Respecto a Hamel, la monja recordó que "era un cura extraordinario, es todo lo que puedo decir. El padre Jacques es muy grande".

El presidente francés, François Hollande, ha acusado a los "dos terroristas, que reivindicaron ser del Estado Islámico", de este "cobarde asesinato".

PUB/IAM