El balance del atentado perpetrado el martes por tres kamikazes en el aeropuerto de Estambul subió a 45 fallecidos, tras la muerte este sábado de un niño jordano de cuatro años que estaba herido, informó la agencia de prensa Dogan.

El menor, identificado como Rayan Mohamed, murió en una clínica de Estambul a causa de la gravedad de sus heridas, indicó la agencia.

La gobernación de Estambul, por su parte, indicó en un comunicado que 52 personas siguen internadas, de las cuales 20 están en unidades de cuidados intensivos. Las autoridades turcas habían informado el jueves que entre los muertos había 19 extranjeros.

El ataque del martes fue el más grave en lo que va del año y todavía no ha sido reivindicado, pero las autoridades turcas han responsabilizado al grupo Estado Islámico (EI).

En el proceso de la investigación, la policía ha detenido a 24 personas en Estambul, entre ellas a 15 extranjeros, informó la agencia de prensa progubernamental Anadolu.

Las autoridades informaron que los kamikazes eran un ruso, un uzbeko y un kirguís. La agencia Anadolu identificó como autores a Rakim Bulgarov y a Vadim Osmanov, sin precisar la nacionalidad de cada uno de ellos.

PUB/CM