Las autoridades y forenses belgas han identificado formalmente a 28 de las víctimas mortales de los atentados del 22-M en Bruselas, mientras que tres familias esperan aún la verificación oficial tras un análisis de ADN.

La actualización de los últimos datos, publicada hoy por el Centro de Crisis de Bélgica, no incluye a los terroristas suicidas del atentado, los cuales son de momento oficialmente tres.

Las autoridades explican que de las víctimas identificadas formalmente hasta el momento, 15 fallecieron en las dos explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem.

De ellas 6 tienen nacionalidad belga y 9 son extranjeras de EEUU, Holanda, Suecia, Alemania, Francia y China.

En el ataque en el metro de Maelbeek, a pocos metros de las instituciones comunitarias, se ha identificado hasta ahora a 13 víctimas, de las que 10 son belgas y 3 extranjeras de Italia, Suecia y el Reino Unido.

El Centro de Crisis aclara que las nacionalidades de los extranjeros fallecidos puede diferir con los datos que facilita el Ministerio de Asuntos Exteriores, dado que algunas víctimas pueden tener doble o incluso triple nacionalidad, como la española Jennifer Scintu Waetzmann (alemana e italiana además).

"Hemos identificado entonces formalmente a un total de 28 víctimas. Tres familias esperan todavía la identificación formal de sus seres queridos. En estos casos estamos a la espera de los resultados de un análisis de ADN", explicó el Centro de Crisis.

En total se han recuperado hasta ahora 31 cuerpos sin vida en los escenarios de los atentados, sin contar los autores de los mismos.

PUB / LD