El grupo terrorista Estado Islámico (EI) da instrucciones a los niños varones a partir de 9 años sobre cómo ejecutar o usar armas y les obligan a asistir a ejecuciones públicas, según un informe del servicio secreto holandés (Aivd, por sus siglas en neerlandés) publicado hoy.

Posteriormente estos chicos son trasladados al frente de guerra a los 13 años, según el informe.

Además, el grupo terrorista obliga a las niñas a contraer matrimonio muy jóvenes e ir totalmente cubiertas a partir de los 9 años, según declaró el director general del servicio secreto holandés, Rob Bertholee, a la televisión Nos.

En el estudio, la Aivd destaca que en las zonas de Siria e Irak controladas por el Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) las mujeres tienen como primer cometido tener hijos, aunque las instalaciones médicas son muy pobres, mientras que su segundo deber es reclutar a personas para la causa yihadista.

"Probablemente los niños no crecerán mucho", declaró el servicio secreto holandés en su informe, en el que añadió que "si sobreviven, habrán cambiado mucho al haber visto tantas cosas".

"La propaganda del Dáesh pinta una vida idílica en sus territorios que no es coherente con la realidad", manifestó la Aivd, cuyo informe concluyó que las condiciones de vida son "deplorables" en estas zonas, donde hay una gran desconfianza entre los ciudadanos.

Las vidas de estos niños en territorios del EI están rodeadas de muerte y del miedo constante a ser bombardeados, indicó la publicación del servicio secreto holandés, que subrayó que estos niños "deben hacer frente habitualmente a que algún miembro de su familia haya muerto".

Además, el análisis del servicio secreto de Holanda revela que al menos 70 niños holandeses viven en territorios de Siria e Irak controlados por yihadistas, principalmente por el EI.

En el informe la Aivd indica que, si bien la mayor parte de estos infantes fueron trasladados a estas zonas junto a sus padres, casi una tercera parte de ellos han nacido en Siria o Irak.

 

PUB/IAM