El triple atentado suicida en el aeropuerto internacional de Estambul dejó 41 muertos, entre ellos por lo menos 13 extranjeros, y 239 heridos, según un nuevo balance comunicado por el gobernador de la ciudad.

Un total de 130 heridos siguen ingresados en los hospitales de la ciudad al día siguiente del atentado ocurrido en la noche del martes. Un primer balance oficial daba cuenta de 36 muertos, 23 turcos y 13 extranjeros.

Bozdag ofreció desde el Parlamento algunos detalles de lo sucedido en una intervención emitida en directo por las televisiones turcas.

Según el ministro, uno de los terroristas disparó contra los viajeros en la terminal internacional y otro se hizo explotar allí, mientras que otro suicida más estalló su carga explosiva en el aparcamiento.

Aunque el ministro habló de tres terroristas, varios testigos indican que fueron cuatro los atacantes.

El Ministerio del Interior ha organizado un centro de crisis para seguir la situación y se han cancelado todos los vuelos.

"Estábamos en el control de pasaportes. Oímos un tiroteo. Eran cuatro personas y empezaron a disparar contra la gente. Entonces se hicieron detonar", relató a CNNTürk la testigo Mine Iyidinc.

Otra testigo, Gozde Aydinoglu, asegura: "Escuché primero disparos y entonces una explosión. De nuevo disparos y gente corriendo por todos lados".

Por el momento se desconoce si todos los atacantes han sido abatidos.

"Indicios apuntan a Estado Islámico como responsable de atentado en Estambul", dijo el primer ministro Bimali Yildirim.

Alrededor de 61 millones de pasajeros pasan cada año por el aeropuerto de Atatürk, que ocupa la posición número 11 del ranking mundial por pasajeros. Y precisamente en ese recinto fueron suspendidos todos los vuelos debido a la emergencia.

PUB/NL