Australia presentó este miércoles ante el Parlamento una legislación para legalizar el cultivo de cannabis con fines terapéuticos, que el Gobierno calificó de la "pieza que falta en el historial del paciente".

La ministra de Salud, Sussan Ley, dijo que la ley, en caso de aprobarse, permitiría el cultivo de cannabis con una licencia nacional y un sistema de permisos, abriendo el camino por primera vez hacia un suministro seguro, legal y sostenible de los productos producidos localmente. "Este es un día importante para Australia y para todos aquellos que han luchado largo y tendido para hacer frente al estigma en torno a los productos de cannabis medicinal", dijo Ley.

Las investigaciones, entre ellas los resultados publicados el año pasado en el Journal of the American Medical Association, muestran que la marihuana tiene efectos positivos en el tratamiento del dolor crónico. Sin embargo, existen dudas sobre los efectos secundarios y la cuestión de su eficacia sigue siendo un tema polémico a nivel mundial.

El Partido Laborista y los Verdes, en la oposición, anunciaron que apoyarían esta ley que prevé que el cannabis esté disponible sólo para los pacientes a través de una prescripción médica.

La ministra de Salud rechazó, sin embargo, que la aprobación de esta ley signifique que la posibilidad de un uso recreativo legal de la marihuana esté más cerca.

 

PUB/IAM