Decenas de imitadores y admiradores de Elvis Presley partieron hoy en un vagón especial desde Sídney hacia el festival que se celebra estos días en honor del "rey del rock" en la localidad rural de Parkes, en el sureste de Australia.

El viaje de seis horas en el "Elvis Express", que comienza en la estación central de Sídney, es una esperada antesala del festival de personas vestidas con el traje blanco de piedras preciosas, pelucas negras y los anteojos de aviador de la sensual estrella del rock.

Algunas admiradoras van con diminutos trajes de dos piezas blancos con piedras brillantes y tocados de largas plumas para recrear ese mundo artístico que rodeó al artista nacido en Misisipi (Estados Unidos) el 8 de enero de 1935.

"Haremos turnos, con otros dos muchachos, para cantar algunas canciones a los pasajeros que estén en los vagones del tren", comentó el artista e imitador de Elvis Ross Mancini, a la cadena local ABC.

Pero el momento culmen será el sábado cuando arranque el Festival Elvis Parkes, que se celebra del 6 al 10 de enero y que espera acoger a unos 20.000 admiradores e imitadores del "rey del rock", quien falleció en 1977 a los 42 años dejando inolvidables temas como "Jailhouse Rock" o "Heartbreak hotel".

"El tema de este año es Diversión en Acapulco, así que habrá un poco de sabor mexicano en el Festival Elvis de este año", dijo a la ABC Ken Keith, el alcalde de esa pequeña localidad rural situada a 373 kilómetros al oeste de Sídney y con unos 12.000 habitantes.

PUB/IAM