Los primeros informes de antecedentes del autor del tiroteo que dejó 50 muertos y 53 heridos en la madrugada del domingo en el club Pulse dan cuenta de un hombre violento que profesaba odio por los homosexuales. 

Omar Mateen, de 29 años, que murió en un tiroteo con la policía, era un ciudadano estadounidense musulmán de origen afgano.

La policía investiga si tuvo motivaciones terroristas, o si tuvo vínculos o inspiración del terrorismo islamista.

¿Qué tenía en la cabeza este hombre que entró al Pulse con un rifle de asalto y un revólver para perpetrar esta masacre?

El FBI informó que llamó al 911 poco antes del tiroteo para expresar lealtad al grupo yihadista Estado Islámico.

Por su parte, los familiares entrevistados reconocen los defectos de Mateen, que trabajaba como guardia de seguridad, pero afirman que no era demasiado religioso, en momentos en que sus "simpatías" por el movimiento islamista son investigadas por el FBI.

Sin embargo, destacan su carácter violento y su homofobia.

Según el FBI, Mateen llamó dos veces la atención de los investigadores, en 2013 y 2014, por presuntos vínculos con extremistas islamistas, pero nunca encontraron pruebas en su contra.

Según el Departamento de Agricultura y Servicios del Consumidor de Florida, la licencia de porte de armas de Mateen expira en septiembre del próximo año.

PUB/SVM