El ex soldado Gavin Eugene Long, acusado de la muerte de tres policías en Baton Rouge (Luisiana, sureste de EE.UU.), expresó en videos publicados en Internet su deseo de declarar la "guerra" a la policía en venganza por la muerte de afroamericanos a manos de agentes de las fuerzas del orden.

"Este es un tiempo para la paz, pero es un tiempo para la guerra, y en la mayoría de las ocasiones en las que se desea la paz, hay que ir a la guerra", subraya Long, de 29 años y originario de Kansas City (Misuri), en un video en Youtube bajo el nombre de "Cosmo".

Bajo este seudónimo, Long grabó videos en los que comenta la muerte de hombres afroamericanos a manos de la policía, entre los que se incluye Alton Sterling, el ciudadano de color de 37 años al que dos policías blancos dispararon a quemarropa en Baton Rouge cuando ya lo tenían inmovilizado en el suelo durante su detención.

En un video de Youtube titulado "Protesta, opresión y cómo lidiar con los matones", Long asegura que en "el cien por ciento de las revoluciones, las víctimas luchan contra los opresores".

"Han tenido éxito contraatacando a través del derramamiento de sangre. Ninguno ha tenido éxito solo protestando. Eso nunca ha funcionado y nunca lo hará, tienes que luchar, esa es la única forma en la que un matón entiende que te tiene que dejar en paz", subraya Long en el video.

Según un documento publicado por el periódico local Kansas City Star, Long trató de cambiar su nombre al de Cosmo Ausar Seteprenra y declaró su lealtad a la nación Washitaw, concebida como el lugar que les corresponde a un grupo de nativos negros dentro de los límites territoriales de Estados Unidos.

En los videos, Long también alaba a Malcolm X, símbolo del movimiento más radical por los derechos civiles de la década de 1960 y que como miembro de la organización religiosa Nación del Islam cambió su nombre original Malcolm Little por Malcom X, pues con la letra "x" hacía referencia a la tribu africana que nunca conoció.

Por el momento, la policía no ha comentado sobre los videos y tampoco ha indicado si Long sentía afinidad por grupos de orgullo racial negro ("black power").

No obstante, en declaraciones a medios locales, el jefe de la Policía de Luisiana, Mike Edmonson, dijo hoy que Long "definitivamente estaba buscado a policías", aunque rechazó indicar si su ataque pudo estar relacionado con las protestas por la violencia policial contra los negros.

Edmonson también describió el suceso como "una emboscada".

El tiroteo se produjo sobre las 08.40 de la mañana (14.40 GMT) cuando la Policía de Baton Rouge recibió una llamada de alerta sobre un individuo sospechoso armado con un fusil de asalto que caminaba por la carretera Airline, que pasa frente al cuartel policial de Baton Rouge.

Cuando llegaron al lugar, los agentes fueron recibidos a tiros por el sujeto, que supuestamente mató a tres policías, cuyos nombres no han sido publicados por la policía, e hirió a otros tres.

Los tres policías heridos, pertenecientes dos de ellos al Departamento de Policía de Baton Rouge, de 41 y 32 años de edad, y a la Oficina del Sheriff del distrito este de la ciudad el tercero, de 45 años, fueron trasladados a hospitales cercanos en estado grave.

Uno de ellos, según la policía, está en situación crítica.

El ataque de este domingo en Baton Rouge se ha producido solo una semana más tarde de otro cometido contra la policía en Dallas (Texas), donde Micah X. Johnson, otro ex militar negro de 25 años, mató a cinco policías e hirió a otras nueve personas, dos de ellas civiles, antes de que la policía acabara con él con explosivos.

Estados Unidos ha vivido un mes cargado de tensión racial tras el suceso de Dallas y la muerte de dos afroamericanos a manos de la policía, Sterling en Baton Rouge y Philando Castile muerto por disparos de la policía en Minesota tras ser detenido en su vehiculo por una infracción de tráfico.