La oposición venezolana celebró ayer, aunque con cautela, que logró abrir la primera de varias puertas para activar el referendo para revocar al presidente, Nicolás Maduro, y a partir de este día se inicia una carrera contra el tiempo para que este proceso se produzca antes de que finalice 2015.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) facilitó este martes, tras más de mes y medio de espera, el formato de recolección del 1 % de las firmas, que equivale a 195.721 personas del total de votantes a escala nacional, para que se active otra etapa de obtención de rúbricas, pero esta vez del 20 % del total de potenciales electores.

Tras esa segunda etapa, con casi cuatro millones de firmas como aval, debería iniciarse la preparación del referendo que llevaría a las urnas a más de 19 millones de venezolanos que dirán si Maduro sale de la Presidencia o se mantiene en ella.

"Con esta planilla (formato) le informo al pueblo venezolano, a nuestro amado pueblo, se ha iniciado el procedimiento para la convocatoria del referendo revocatorio que debe realizarse este año", dijo el dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles durante una rueda de prensa.

El también gobernador del céntrico estado Miranda recordó que este proceso debe cumplirse este año pues de lo contrario caducaría el límite para que se produzca un cambio de Gobierno y, de ser revocado, Maduro podría pasar el mando al vicepresidente en funciones.

El formato que facilitó el CNE contempla que el ciudadano debe firmar, escribir su nombre, apellido, cédula de identidad y rellenar un cuadro referente al domicilio en el que solo debe informar del municipio y el estado en el que vota, todo ello de su puño y letra para evitar que se sospechen engaños.

Capriles pidió que este 1 % sea colectado en solo "horas", aunque uno de los rectores del Poder Electoral, Luis Emilio Rondón dijo que la oposición cuenta con 30 días para conseguir estas casi 200.000 firmas.

El apuro del gobernador tiene que ver, justamente, con la necesidad de que se acorten los tiempos para que el revocatorio se realice antes de que llegue el 2017.

Sin embargo, este proceso ya encuentra como obstáculo que hoy el Gobierno decretara como no laborables para los organismos públicos, incluyendo al CNE, los días miércoles, jueves y viernes para reducir el consumo de electricidad en tiempo de sequía, lo que genera menos días hábiles para la activación del referendo.

El secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba, pidió a los venezolanos participar en esta primera recolección de firmas para "solucionar los dramas" y la crisis en general de la que hace responsable a Maduro y aseguró que el de hoy es un logro del pueblo.

El presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, dijo que aunque la MUD hará todo lo necesario para activar el referendo, es seguro que el Gobierno pondrá "un calvario" de obstáculos para que no se dé este proceso y estirar el tiempo para que el mando pase al vicepresidente de turno.

Especuló que ese vicepresidente, en caso de que le toque asumir la Presidencia por un retardo del referendo, pudiera ser, para ese momento, la esposa de Maduro, Cilia Flores y así "todo queda en casa".

Sin embargo, aseguró: "Nosotros vamos a hacer todo eso porque nosotros creemos que es necesario buscarle una salida democrática, constitucional, pacífica y electoral a esta tremenda crisis que tiene el país, que cada día que pasa se agrava".

También indicó que "entiende" que Maduro y el chavismo en general "se aferren agónicamente al poder porque ellos saben que tienen muchas cuentas pendientes y cuando ya no tengan este poder, este abuso con el Tribunal Supremo, con el alto mando militar, con el Consejo Nacional Electoral (CNE), tendrán que encarar la justicia".

Desde el chavismo, el único que se pronunció sobre la entrega del formato para la activación del revocatorio fue el diputado Pedro Carreño.

"La derecha reaccionaria en este momento no quiere mecanismos electorales porque sabe que no tiene los votos", dijo al desestimar las acciones de la oposición para activar el referendo y aseguró que el chavismo derrotará a sus adversarios por los votos o "si se vienen por la violencia".

Según lo establecido en la Constitución, el referendo puede ser solicitado a mitad del mandato de cualquier autoridad, lapso que Maduro cumplió este mismo mes tras cumplirse tres años de las elecciones que definieron el período presidencial 2013-2019.

 

PUB/IAM