En un comunicado, el ministerio de Salud de Brasil reitera los argumentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual el mes de agosto (invierno austral) es la temporada en la que hay menos mosquitos Aedes aegypti, transmisores del zika, el dengue y la chicunguña.

En febrero, la directora general de la OMS, Margaret Chan, declaró en Rio que el público no tenía que preocuparse porque en agosto la cantidad de mosquitos es "mínima".

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 indicó, por su parte, respetar la posición de los expertos, pero "seguir" las recomendaciones de la OMS, que no ve ningún riesgo, informó el sábado el diario O Globo.

Por el momento, "anular o cambiar la sede de los Juegos Olímpicos no cambiaría de manera significativa la propagación internacional del virus del Zika", estimó la OMS en un nuevo comunicado divulgado la noche del viernes.

"La OMS seguirá la situación de cerca y adaptará sus recomendaciones en caso de que sea necesario", aseguró el organismo.

El viernes, 150 expertos científicos pidieron que los Juegos Olímpicos programados en Brasil sean trasladados o postergados por el zika.

"Se toma un riesgo innecesario cuando 500.000 turistas extranjeros, provenientes de todo el mundo, acuden a los Juegos y se exponen a la cepa, antes de volver a sus países, donde la infección puede volverse endémica", escribieron los profesores de medicina, bioética y otros científicos de una decena de países en una carta abierta a la doctora Chan.

"Nuestra mayor preocupación es la salud pública mundial. La cepa brasileña del virus del Zika afecta la salud de maneras que la ciencia nunca había observado antes", señalaron.

Preguntado en el torneo parisino de Roland-Garros, el tenista serbio Novak Djokovic consideró "impensable la anulación de los Juegos Olímpicos, honestamente".

"Claro que debemos tener sentido común, la salud es lo primero que cuenta para todos los que estaremos allí. Pero no deberíamos pensar sólo en las personas que vayan a Río. Qué decir de los que viven allí, ¿me entiende?" No se habla mucho de ellos", comentó el número uno mundial.

La actual campeona olímpica de tenis, la estadounidense Serena Williams, admitió por su parte que el Zika le da miedo, sin poner en entredicho la celebración de la cita olímpica.

"Es algo que tengo en mente. Simplemente tengo que ir superprotegida de verdad", declaró la primera tenista mundial.

El virus de Zika puede causar trastornos neurológicos y microcefalia, una malformación que consiste en un desarrollo insuficiente del cráneo.

Brasil es el país más castigado en el mundo por el zika, con cerca de 1,5 millones de personas infectadas desde 2015. Unos sesenta países a nivel global están afectados por el virus.

 

PUB/IAM