La controversia sobre Donald Trump puso ahora a trabajar a las autoridades de transporte, de varias ciudades de Estados Unidos, que tuvieron que retirar las instalaciones de un artista plástico que colocó varias señales de tránsito con un mensaje en contra del precandidato presidencial republicano.

"Al igual que muchas personas que viven en Estados Unidos soy un inmigrante y creo que los planes de Donald Trump afectarían seriamente las libertades de todos los estadounidenses y de los inmigrantes", manifestó hoy a Efe Jesús, tal como se identifica el artista.

Las obras son una réplica de "No Parking Anytime", las señales de tránsito que prohíben el estacionamiento, que se cambiaron a "No Trump Anytime", en alusión a que Trump no puede estar en ningún momento en la calle.

En Los Ángeles, el trabajo del artista fue puesto en los lugares estratégicos la madrugada del lunes y así se exhibieron 4 instalaciones, una en el centro de la ciudad, dos en el área de Hollywood y otra en el área de Melrose.

"Yo no doy las ubicaciones, dejo que los colaboradores escojan los lugares, es un trabajo de equipo que pensamos que las políticas de Trump y su retórica retrasarían décadas al país con respecto a la igualdad, los derechos, los derechos de la mujer, la salud, la integración y la inmigración", explicó Jesús.

Las señales también se vieron en Nueva York, en las calles frente al edificio Trump y en Wall Street; en Washington, donde la obra estuvo a la sombra del edificio del Congreso, y en Chicago, sobre todo frente al edificio Trump.

"No deberían quitarlas, creo que es la muestra del sentimiento de nosotros, los de abajo, esperemos que ese señor no llegue a ser presidente o nos va a ir muy mal", aseguró Camilo Hernández, un trabajador que se dirigía al centro de jornaleros, sobre la misma calle donde estaba la señal.

El artista plástico Jesús lleva viviendo en la ciudad desde hace ocho años y esta no es la primera vez que crea polémica con sus obras.

Hace un año, el inmigrante instaló carteles en la ciudad donde mandaba un mensaje a la familia "Kardashian". La obra fue una protesta por la forma en que los medios de comunicación convertían un día de compras de las hermanas en un evento de prensa.

Las autoridades de transporte se vieron obligadas a retirar las instalaciones porque se confunden con las señales autorizadas.

El artista aseguró a Efe que en pocas semanas volverá a exhibir su arte callejero y adelantó que esta vez se irá lanza en ristre contra los enredos de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

PUB/FHA