El asesinato en Montañita de las argentinas Marina Menegazzo y María José Coni , no ha dejado a nadie indiferente. Un caso que llevó a una estudiante paraguaya a escribir una carta para las jóvenes fallecidas, pero también para todas las mujeres, por la condena que significó para ellas el decidir ser independientes. 

La carta fue publicada por Guadalupe Acosta en su Facebook pero rápidamente se viralizó por el contenido y el relato en el que hace propio del fatal destino de las jóvenes mendocinas. 

En su carta titulada “Ayer me mataron”, la estudiante de comunicación de Asunción, escribe que peor que la muerte de Mariana y María José “fue la humillación que vino después”. 

“Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se preguntó donde estaba el hijo de puta que acabo con mis sueños, mis esperanzas, mi vida. No, más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mi, ¿Se imaginan? una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse. ¿Qué ropa tenías? ¿Por qué andabas sola? ¿Cómo una mujer va a viajar sin compañía? Te metiste en un barrio peligroso, ¿Qué esperabas?

En su crítica carta, Acosta agrega que “solo muerta entendí que no, que para el mundo yo no soy igual a un hombre. Que morir fue mi culpa, que siempre va a ser. Mientras que si el titular rezaba fueron muertos dos jóvenes viajeros la gente estaría comentando sus condolencias y con su falso e hipócrita discurso de doble moral pedirían pena mayor para los asesinos”.

PUB/NL