El primer ministro belga, Charles Michel, confirmó este viernes que Bélgica enviará próximamente cazas F-16 para bombardear al Estado Islámico (EI).

En unas declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, Michel indicó que el mandato para esta misión ya ha sido discutido con el Parlamento. 

Por su parte, el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, aseguró que el Estado Islámico (EI) ataca en Europa porque está perdiendo terreno, líderes, soldados y capacidad de financiación en Irak y Siria.

"La verdadera razón por la que el EI está recurriendo a acciones fuera de Oriente Medio es porque su fantasía de un califato se está derrumbando ante sus ojos, su territorio se está reduciendo día a día, sus líderes están siendo diezmados, sus fuentes de financiación están desapareciendo y sus soldados están huyendo", afirmó.

​El secretario de Estado subrayó además que ningún gobierno del mundo apoya al EI y apuntó que entre las víctimas mortales del último atentado yihadista había ciudadanos estadounidenses.

Kerry indicó que, además de la solidaridad y el apoyo del pueblo estadounidense, el Gobierno belga puede contar con "toda la asistencia necesaria" de Washington para "investigar" y "llevar ante la justicia a los responsables de estos "hechos despreciables" y esta "tragedia" que ha provocado "pérdidas irremplazables".

Asimismo, resaltó que la tarea de acabar con el EI es un proyecto a largo plazo que requiere de gran esfuerzo y cooperación intergubernamental, pero se mostró convencido de que al final la coalición contra los yihadistas prevalecerá.

"Tendremos éxito destruyendo al EI y recuperando una sensación de tranquilidad y paz en las sociedades que persiguen exactamente eso en su vida diaria", afirmó.

Pese al golpe que han supuesto ataques como los de París, Bruselas, Ankara, Túnez o San Bernardino (EE. UU.), agregó el secretario de Estado, la coalición internacional no se dejará "intimidar" y volverá con "mayor resolución y fuerza" para eliminar las "creencias nihilistas y cobardes" del EI.

Bélgica había participado en la campaña de ataques de la aviación contra el EI en octubre de 2014, por lo que se trata de "reanudar" la misión, a partir del 1 de julio con seis cazas, según dijo hoy el ministro belga de Defensa, Steven Vandeput, a la cadena RTL.

PUB/NL