El grupo terrorista nigeriano Boko Haram advirtió hoy al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de que "la guerra solo acaba de empezar" y de que sus socios del Estado Islámico (EI) no cederán en su "yihad" (guerra santa).

"Permanecemos firmes en nuestra fe y no nos detendremos", asegura su líder, Abubakar Shekau, en un mensaje de vídeo difundido por los medios locales en el que pide a los demás grupos yihadistas que no se sientan abrumados por el mandatario electo y la guerra que lidera Estados Unidos contra el EI en países como Irak o Siria.

El mensaje, según interpretan los medios locales, pretende responder a la promesa de Trump, durante la campaña electoral, de que acabará con los grupos terroristas islámicos.

Abubakar Shekau anunció el pasado año la adhesión formal del grupo nigeriano al EI y juró lealtad a su líder, Abu Bakr al Bagdadi.

Pese a haber perdido ante el Ejército nigeriano buena parte de los territorios que controlaba, Boko Haram, que lucha por imponer un Estado islámico en el norte del país, sigue cometiendo atentados en Nigeria y en naciones vecinas.

Desde 2015, Boko Haram ha ampliado su zona de operaciones al lago Chad, área difícil de controlar por la porosidad de las fronteras entre Nigeria, Camerún, Chad y Níger, donde ha cometido decenas de atentados suicidas.

En los más de seis años que dura el conflicto, ha asesinado a más de 12.000 personas de acuerdo con estimaciones gubernamentales -cifra que otras fuentes elevan a más del doble- y han obligado a más de 2,5 millones de habitantes a huir de sus casas.

PUB/FHA