El grupo yihadista nigeriano Boko Haram difundió hoy un video en el que muestra a un supuesto grupo de las más de 200 escolares secuestradas en Chibok en 2014, y donde asegura que algunas han muerto en bombardeos del Ejército de Nigeria.

En las imágenes, un portavoz enmascarado de los radicales pide a los padres de las conocidas como "niñas de Chibok" que exijan al gobierno de Nigeria la puesta en libertad de militantes de Boko Haram a cambio de la liberación de sus hijas, según el diario Daily Trust.

En el video, de 11 minutos de duración y filtrado por los yihadistas a través de un periodista con acceso al grupo, el terrorista aparece hablando con un numeroso grupo de escolares sus espaldas ataviadas con el velo islámico.

El portavoz yihadista explica que cerca de 40 de las más de 200 escolares secuestradas de Chibok en abril de 2014 han sido dadas en matrimonio, y asegura que algunas han muerto o están heridas tras bombardeos sobre el bosque de Sambisa, uno de los bastiones de Boko Haram en el norte de Nigeria.

Así, pueden verse cerca de un minuto de imágenes sobre chicas supuestamente muertas tras el ataque militar aéreo.

Una de las adolescentes, cuyo padre ha aparecido con frecuencia en los medios nigerianos reclamando la liberación de las menores, es invitada a hablar en el video para pedir a los padres de las secuestradas que presionen al Ejecutivo nigeriano para liberar a los terroristas.

"Nuestros padres deberían ser pacientes, deberían ser pacientes y decirle al gobierno que libere a sus miembros para que ellos nos puedan liberar a nosotras", dijo la joven en lengua hausa.

Mientras su compañera habla, puede verse a algunas de las niñas secándose las lágrimas en el fondo.

El yihadista enmascarado también advirtió al gobierno de que si intentaba liberar a las niñas por la fuerza, no las recuperaría con vida.

El video fue difundido después que se hayan publicado informaciones acerca de la posible muerte de varias de las menores secuestradas en ataques aéreos militares sobre las posiciones de Boko Haram en la vasta reserva forestal de Sambisa.

La mayor parte de las chicas de Chibok permanece secuestrada desde hace más de dos años, pese a que algunas han escapado o han sido liberadas en los últimos meses.

 

PUB/IAM