La seguidilla de declaraciones y comunicados entre los gobiernos de Chile y Bolivia no para debido al paro de los trabajadores de aduanas.

Ahora fue el turno del Ministerio de Relaciones Exteriores altiplánico de responder al comunicado de la cancillería chilena.

En un documento expuesto en su página web, lamentan "que el gobierno de Chile, en vez de asumir la responsabilidad de sus constantes incumplimientos con el Libre Tránsito comprometido con Bolivia, falte nuevamente a la verdad, subestimando a la opinión pública al catalogar de “conflicto ficticio” los paros de sus trabajadores y el consecuente estrangulamiento del Comercio Exterior boliviano”.

Además, asegura el comunicado que “el gobierno chileno prefiere faltar a la verdad antes que atender las demandas de sus propios trabajadores, esta negligencia ocasiona enormes pérdidas que asume el pueblo boliviano. Esta penosa actitud, además de denotar la falta de interés por resolver las demandas de sus trabajadores, muestra la falta de sensibilidad por los miles de transportistas que se encuentran por días esperando a ser atendidos, prohibiéndoles cruzar la frontera para abastecerse de agua, comida y atender necesidades básicas, debiendo soportar temperaturas muy bajas, a más 4.000 metros de altura con muy pocos alimentos”.

"Respecto a la afirmación de que el gobierno boliviano protesta en contra de la movilización de trabajadores chilenos, se aclara que el Gobierno de Bolivia respeta y respalda el derecho de todos los trabajadores de reivindicar sus derechos y expresar libremente su inconformidad y descontento por el accionar de sus autoridades”, añade el documento.

Por último, Bolivia "llama una vez más al gobierno de Chile a concentrar sus esfuerzos en atender las demandas de sus trabajadores, en vez de formular burdas excusas y justificaciones para incumplimientos flagrantes a sus compromisos y evitar de esta forma que se concreten los nuevos anuncios de paros y huelgas en los próximos días. Bolivia responsabiliza al Gobierno de Chile por las millonarias pérdidas que se vienen generando producto de su propia negligencia y el incumplimiento de tratados bilaterales, exigiendo el inmediato resarcimiento por el enorme perjuicio al pueblo boliviano".

PUB/CHS