Bolivia soporta una de sus peores sequías en 25 años, por el calentamiento global, informó este domingo el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, mientras un incendio arrasó 5.000 hectáreas en un parque en el centro del país.

"La sequía es severa y está en todo el país. Después de 25 años tenemos un fenómeno extraordinario y no está presente en el territorio hace solo dos meses, sino desde enero", aseguró el ministro Cocarico al diario La Razón y advirtió que "lo peor se presentará en los meses venideros".

Según datos oficiales, la sequía afecta a 141 de 339 municipios, en los nueve departamentos del país, mientras el ministro señaló que el calentamiento global es una de las principales causas.

Los empresarios productores agrícolas y ganaderos bolivianos comenzaron a cuantificar los daños del efecto climatológico.

La Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), que trabaja en los llanos de Bolivia (este), registró 193.750 hectáreas de cultivos dañados y una pérdida de 90 millones de dólares, mientras que los criadores de ganado situaron los daños en 120 millones de dólares.

El gobierno del presidente Evo Morales anticipó a principios de mes un presupuesto inicial de 48 millones de bolivianos (6,9 millones de dólares) para enfrentar problemas de sequía, para perforación de pozos.

Incendio en Parque Tunari

A la par, en el Parque Nacional Tunari, en el centro del país, una zona también afectada por la sequía, se registra desde el viernes un incendio que arrasó hasta este domingo unas 5.000 hectáreas, informó la ministra de Medio Ambiente, Alexandra Moreira.

"Lamentamos las 5.000 hectáreas que hemos perdido en el Parque Tunari, pero sin embargo tengo que agradecer a todas las personas que se han movido" para combatir tres focos de fuego en el Parque, donde los lugareños también sufrieron pérdidas en cultivos de arveja, papa y haba.

PUB/SVM