El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su deseo de que los ciudadanos participen masivamente en el referendo en que se aprobará o rechazará una reforma constitucional para permitirle volver a ser candidato en las elecciones de 2019 en busca de un cuarto mandato hasta 2025.

Morales hizo esta afirmación a los medios tras votar en el colegio Villa 14 de Septiembre, en el municipio del mismo nombre situado en el Chapare, el feudo sindical y político del mandatario situado en la región de Cochabamba (centro).

"Mi deseo es que hoy día, de los 6,5 millones de bolivianos que participan en la modificación de la Constitución o en rechazo a la modificación haya un mayor porcentaje de participantes", señaló.

El gobernante recordó que en las elecciones generales de 2009, se registró una participación histórica de 95 % y expresó su deseo de que en el referendo el porcentaje llegue a 96 o 97 %.

En Bolivia, votar es obligatorio por ley a partir de los 18 años de edad.

Quienes no cumplan con ese deber se exponen a duras sanciones, como la imposibilidad de hacer transacciones financieras durante tres meses, ya que los bancos exigen en ese periodo la presentación del certificado de sufragio para cualquier trámite.

El mandatario votó en Villa 14 de Septiembre a las 8.41 hora local (12.41 GMT) y en la tarde prevé trasladarse a La Paz para esperar en la sede de gobierno los resultados de la consulta.

Los bolivianos definirán hoy con su voto si aceptan o rechazan la reforma del artículo 168 de la Constitución para aumentar de dos a tres el número de mandatos presidenciales consecutivos permitidos.

Si la reforma es aprobada, cualquier gobernante podría optar a dos reelecciones consecutivas y, si ganara los comicios, podría permanecer en el cargo por 15 años seguidos.

En el caso concreto de Morales y de su vicepresidente Álvaro García Linera, la aprobación de la reforma significará que podrán presentarse a las elecciones de 2019 en busca de un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, año en que Bolivia celebrará 200 años de su independencia.

Ambos mandatarios iniciaron su primera gestión en 2006, la segunda en 2010 y la tercera en 2015.

Aunque la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, Morales y García Linera ya pudieron presentarse a los comicios de 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado en 2009.

En total, 6.502.103 bolivianos han sido habilitados para votar en el referendo, de los que 258.990 lo harán en 33 países del exterior.

PUB/JLM