En una sorprendente declaración en Londres en medio de una gran atención mediática, Johnson dijo que él no es la persona adecuada para asumir la responsabilidad del Ejecutivo.

El antiguo primer edil de la capital británica, de 52 años, era visto como uno de los candidatos favoritos para asumir el liderazgo de la formación, después del éxito de su campaña a favor del "brexit" en el referéndum europeo del 23 de junio.

Tras defender en su discurso la necesidad de unir al país y cuando todo el mundo esperaba que diera a conocer su candidatura, Johnson dijo que, una vez que había consultado a sus colegas, "llegó a la conclusión" de que él no era la persona pertinente para asumir el liderazgo.

El político "tory", una de las figuras más carismáticas del partido, afirmó que el nuevo líder necesita transmitir "esperanza" y "ambición" al pueblo británico después del plebiscito, en el que casi el 52 % del electorado apoyó el "brexit".

Johnson tomó la decisión después de que su compañero de campaña para el referéndum, el ministro de Justicia, Michael Gove, confirmase su candidatura para sustituir a Cameron.

 Michael Gove, el escudero que traicionó a Boris Johnson

El ministro británico de Justicia, Michael Gove, uno de los líderes pro-Brexit, había anunciado que optaría a suceder a David Cameron como líder conservador y primer ministro, golpeando así las aspiraciones de Boris Johnson.

El anuncio de Gove recordó a otro drama de Shakespeare, Macbeth, y su ambiciosa esposa, porque estuvo precedido de un mensaje de su mujer, la periodista Sarah Vine, sugiriéndole que desconfiara de Johnson.

Vine envió el mensaje por error a otras personas y acabó trascendiendo.

Gove dijo este jueves que "Boris no puede aportar el liderazgo" necesario para los desafíos que se avecinan, como negociar la ruptura con la Unión Europea, por lo que decidió sumarse a la carrera.

"He dicho repetidamente que no quería ser primer ministro. Esa fue siempre mi opinión. Pero los acontecimientos desde el pasado jueves han tenido un gran peso en mí", explicó Gove en el comunicado.

"En particular, quería ayudar a construir un equipo para Boris Johnson, de modo que un político que defendió la salida de la Unión Europea nos liderará hacia un futuro mejor".

"Pero he llegado, a regañadientes, a la conclusión de que Boris no puede aportar el liderazgo o construir el equipo para la tarea que se avecina", sentenció Gove.

 -May: Brexit es Brexit y no hay marcha atrás -

Por su parte, May anunció también su candidatura, asegurando que es la persona ideal para "unir y gobernar en el mejor interés" del Reino Unido tras los últimos acontecimientos.

May prometió que, si gana, no adelantará las elecciones legislativas, previstas en 2020, y que esperará al año que viene a activar el artículo 50 de los tratados europeos para romper con la UE.

Eso sí, la ministra de 59 años, hija de un vicario, en el gobierno desde 2010, aseguró que no hay marcha atrás en la decisión de romper con la UE: "Brexit significa Brexit", aseguró, descartando un segundo referéndum o "una reingreso en la UE por la puerta trasera".

Los cinco candidatos que optan a suceder a Cameron son May, Gove, el secretario de Estado de Trabajo y Pensiones Stephen Crabb, el antiguo ministro de Defensa Liam Fox, y la secretaria de Estado de Energía Andrea Leadsom.

Como hay más de un candidato, los diputados elegirán a dos finalistas. Ambos serán entonces sometidos al voto de los 150.000 afiliados. El 9 de setiembre se conocerá al nuevo líder conservador y primer ministro.

 

PUB/IAM