La minera BHP Billiton anunció este viernes "progresos sustanciales" en las ayudas a las comunidades afectadas por la mayor catástrofe ambiental de la historia de Brasil, mientras sus acciones se recuperaban algo de la caída provocada por una millonaria demanda interpuesta por el país sudamericano.

El 5 de noviembre de 2015, dos depósitos de residuos tóxicos ubicados al interior del estado de Minas Gerais, en Brasil, cedieron por causas desconocidas. El lodo, que llegó hasta el océano Atlántico, arrasó con todo a su paso.

Brasil pidió esta semana a la anglo-australiana BHP y a la minera brasileña Vale una indemnización de 155.000 millones de reales (43.400 millones de dólares) en su condición de dueñas a partes iguales de Samarco, la compañía propietaria de un embalse de desechos que se hundió el 5 de noviembre, provocando un alud que enterró un pueblo entero en el estado de Minas Gerais (sureste).

Diecinueve personas murieron, centenares fueron evacuadas y las pérdidas naturales hicieron que el Gobierno calificara la tragedia como "la mayor catástrofe ambiental de la historia de Brasil".

En un comunicado, BHP asegura que "aunque queda mucho trabajo por hacer a largo plazo, en estos seis meses se han hecho progresos sustanciales" en ayudas a las comunidades afectadas por la tragedia. La firma anglo-australiana asegura que se han reconstruido o restaurado más del 60% de las inmuebles destruidos y que 5.200 personas recibían apoyo financiera.

La millonaria demanda brasileña provocó una fuerte caída de la cotización de las acciones de BHP, que este viernes logró recuperarse, cerrando la sesión en la Bolsa de Sídney en leve alza del 0, 16%.

PUB/FHA