El portal de extrema derecha Breitbart ayudó a que Donald Trump llegara a la Casa Blanca publicando opiniones sin filtro y titulares incendiarios que prendieron fuego entre medios tradicionales y analistas.

Ahora parece que quiere llevar ese movimiento a una escala global.

Nacido de una comunidad de blogueros conservadores, Breitbart News Network reflejó el tono de la campaña de Trump con reclamos provocadores, a veces inexactos, que despertaron críticas por racistas y xenófobos. 

Su presidente, Steve Bannon, fue nombrado el fin de semana pasado principal estratega y asesor de Trump.

Breitbart superó a muchos medios de comunicación hasta lograr el cuarto más seguido por internautas la noche de las elecciones, de acuerdo con el grupo de análisis NewsWhip.

El portal, creado por el fallecido comentarista conservador Andrew Breitbart, ya señaló su intención de expandir su marca globalmente abriendo filiales en Francia y en Alemania, después de haber desembarcado en Reino Unido, desde donde impulsó el Brexit.

Su seña de identidad son los titulares insolentes que mezclan opinión con hechos a veces un poco forzados.

De esta forma, Breitbart ha afirmado que "Los derechos para los homosexuales nos hicieron más tontos, es tiempo de volver a entrar en el clóset", "Las contrataciones para puestos en tecnólogía no están sesgadas: las mujeres son simplemente malísimas en las entrevistas" o "La ciencia lo prueba: bromear sobre la obesidad funciona". 

El sitio web estuvo en la lista del "peor periodismo" confeccionada por la Columbia Journalism Review de 2014 por haber informado erróneamente que la fiscal general Loretta Lynch había sido abogada de Bill Clinton y no querer corregir el fallo explicando que se había confundido con otra abogada del mismo nombre.

Una de las mayores representantes del partido de extrema derecha francés Frente Nacional (FN) celebró el martes el proyecto del grupo de expandirse y apoyar la campaña presidencial de la formación política (la elección presidencial francesa es entre fines de abril y principios de mayo).

"Todos los medios alternativos son generalmente positivos. Donald Trump es una prueba de eso. Forman parte de las herramientas útiles", dijo Marion Marechal-Le Pen, sobrina de Marine, líder del partido. 

PUB/FHA