Los británicos votaban este jueves en un histórico referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea (UE) que podría cambiar el rumbo del país y del continente y hundir los mercados financieros.

Tras dos meses de una tensa campaña, los 46,5 millones de electores tienen que responder a la siguiente pregunta: "¿Debe el Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?".

A pesar de la lluvia en el sur del país, que provocó incluso inundaciones en algunos colegios electorales, los electores parecían dispuestos a acudir a las urnas, aunque solo sea para poner fin a un dilema abrumador.

Los centros electorales abrieron a las 07H00 locales (06H00 GMT) y cerrarán a las 22H00 (21H00 GMT).

Los sondeos han dado alternativamente sudores fríos y euforia a los partidarios de seguir en la UE (remain) y a los de abandonarla (brexit), en una consulta sin precedentes en la UE.

Un sondeo Ipsos Mori-Evening Standard publicado el jueves, pero realizado justo antes de la consulta, daba cuatro puntos porcentuales de ventaja a los pro-EU (52-48%).

Pero otros sondeos previos daban el triunfo a los euroescépticos, con más de un 10% de indecisos.

El primer ministro británico, David Cameron, que fue quien decidió convocar el referéndum y que se juega su futuro político en la consulta, votó en el centro de Londres poco después de la apertura, sin dar declaraciones.

La capital británica amaneció bajo la lluvia y con los transportes públicos muy perturbados, mientras que en otros lugares como la escocesa ciudad de Glasgow lucía un día soleado.

La metereología puede jugar un papel importante en el nivel de participación, el dato que según todos los indicios acabará por inclinar la balanza.

"Es una cuestión de libertad y de autonomía, y no creo que vaya a conseguir eso con Europa. No la que yo quiero" explicó a la AFP John Thompson, un agente inmobiliario, para explicar su voto.

"Soy negro, mis padres llegaron como inmigrantes al Reino Unido en los años 1950. Nací en este país. Ahora dicen que los inmigrantes vienen aquí y se quedan con los trabajos, que es exactamente lo que se decía en los 1950", dijo otro votante, Paul Robinson, de 55 años, que trabaja en la industria del cine.

Londres y bolsas europeas reaccionan positivamente

La bolsa de Londres abrió este jueves con un alza del 0,53%, mientras que los británicos empezaban a votar sobre si su país debe seguir en la Unión Europea o abandonarla.

El índice FTSE-100 ganaba 33,45 puntos y se situó a 6.294,74 puntos al arranque de la sesión.

El índice DAX 30 de Fráncfort subió un 0,5% en la apertura, a 10,122.47 puntos. El CAC 40 parisino ganó un 0,6% al iniciar la jornada, con 4,404.68 puntos. En Madrid el Ibex-35 ganaba 0,85%.

Previamente Tokio cerró con una subida de 1,07%, a 16.238,35 puntos.

Los mercados bursátiles apuestan decididamente por que el Reino Unido permanezca en la UE.

Los resultados, el viernes

El ganador del referéndum se conocerá en la madrugada del viernes, difícilmente antes de las 04H00 (03H00 GMT).

Cada uno de los 382 centros de escrutinio repartidos por el país irá anunciando sus resultados a medida que los tenga disponibles. Los últimos lo harán hacia las 06H00 GMT, pero se espera que, en algún momento antes, los votos de una de las dos opciones haya superado ya el 50%.

Hacia las 02H00 de la madrugada se espera la primera gran oleada de resultados. Dos horas más tarde, la siguiente.

El resultado nacional total y definitivo se anunciará en el ayuntamiento de Mánchester.

PUB/NL