La Comisión Europea pidió formalmente este jueves a los 28 países del bloque la derogación de la Posición Común sobre Cuba de 1996 y el visto bueno al nuevo marco para sus relaciones diplomáticas acordado en marzo.

Además de pedir la aprobación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, "presentará una propuesta al Consejo para derogar formalmente" la Posición Común, indicó el Ejecutivo europeo en un comunicado.

"El Consejo [que representa a los 28 países de la UE] debe analizar ahora ambas propuestas, antes de la adopción final y la firma del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación en los próximos meses", agregó esta fuente.

La UE y Cuba empezaron a negociar en abril de 2014 el nuevo acuerdo para sustituir la Posición Común, adoptada a propuesta del expresidente español José María Aznar, que condicionaba desde 1996 la cooperación con la isla a avances en materia de derechos fundamentales.

El acuerdo actual representa un "punto de inflexión" en las relaciones bilaterales, destacó Mogherini, para quien "crea un marco común para un diálogo político más intenso".

Para la Comisión, el acuerdo abre nuevas vías "para apoyar el proceso de modernización económica y social en Cuba, promover el desarrollo sostenible, la democracia y los derechos humanos, así como para buscar soluciones comunes a los retos globales".

Tras casi dos años de intensas negociaciones, la Comisión Europea cerró el nuevo marco con Cuba, el único país de América Latina que carecía de un acuerdo de diálogo político con la UE.

Cuba ya había suscrito previamente acuerdos bilaterales con 15 de los 28 países miembros y había logrado el 17 de diciembre el deshielo de sus relaciones con Washington.

 

PUB/IAM