La Cámara de Representantes de Colombia ratificó este miércoles el acuerdo de paz con la guerrilla FARC para poner fin a una confrontación de medio siglo, al aprobar el pacto que reemplazó al rechazado hace casi dos meses en un plebiscito.

"Se aprueba la proposición de refrendación del acuerdo de paz", anunció la instancia, donde se registró con una votación de 130 en favor y 0 en contra, del total de 166 representantes.

La bancada opositora, representada por el partido derechista Centro Democrático, del ex presidente Álvaro Uribe, optó por abandonar la sala momentos antes de la votación, tal como lo había hecho la víspera cuando el acuerdo de paz fue refrendado por el Senado.

La decisión del Congreso fue celebrada inmediatamente en Twitter por el presidente Juan Manuel Santos como un "histórico respaldo" a la paz.

"La Camara de Colombia aprueba refrendación del NuevoAcuerdo. Gratitud con Congreso por histórico respaldo a esperanza de paz de los colombianos", escribió el mandatario.

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) firmaron la semana pasada este acuerdo de paz, al que introdujeron propuestas de la oposición tras el rechazo del pacto original en un plebiscito el 2 de octubre.

Sin embargo, la oposición, liderada por Uribe, sigue inconforme porque considera que el acuerdo otorga "impunidad total" a los guerrilleros y permite la elegibilidad política de culpables de crímenes atroces aún antes de pagar sus penas.

Uno de los obstáculos más recientes que enfrentó el proceso de paz se registró a mediados de noviembre, cuando dos integrantes de las Farc murieron en un enfrentamiento con el Ejército en el municipio de Santa Rosa, al sur del departamento de Bolívar. Según una investigación cuyas conclusiones se conocieron este miércoles y que fue elaborada por el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V), integrado por la guerrilla, el gobierno y Naciones Unidas, los rebeldes que murieron y un tercero que salió ileso del incidente estaban "incumpliendo lo establecido en el protocolo" del cese al fuego.

En tanto, el Gobierno comunicó oficialmente este miércoles que la reanudación de las tratativas con la otra guerrilla que opera en Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), fue aplazada hasta el próximo 10 de enero.