Un maestro tutor fue captado por la cámara de un video aficionado en el momento justo cuando tenía relaciones sexuales en un escritorio dentro de un salón de clases a plena luz del día.

Esto sucedió en China presumiblemente en la Universidad de Changzhou. Las imágenes fueron capturadas desde un teléfono móvil a través de una ventana, grabando a la desprevenida pareja.

El clip es totalmente explícito y no deja lugar a ninguna especulación, pero las autoridades aún no tienen el informe completo de lo que sucedió, el porqué y la identidad de la mujer en cuestión.

Se especula que la pareja del hombre pudiera ser una estudiante de la universidad, sin embargo, se siguen investigando las razones por las que estaban haciendo este acto en ese lugar.

El vídeo parece haber sido filmado desde una ventana que da a otra habitación de la escuela, dondeel camarógrafo se esconde y se asoma con sigilo para capturar la evidencia. 

La cinta termina con él aparentemente alejándose de la chica. No se sabe quién filmó el clip de 45 segundos, y no tiene sonido.

Sin embargo, el vídeo fue motivo para que las autoridades escolares hayan puesto bajo investigación al profesor chino. 

El clip fue publicado originalmente a la plataforma de medios de comunicación social china Weibo, mejor conocida como el "Twitter chino" y desde entonces ha sido viral.

También fue compartido en la web de videos LiveLeak, donde se confirmó que el profesor en cuestión está actualmente bajo investigación por violar el código de conducta de la universidad, de acuerdo con la web.

Respecto a los comentarios del video, los usuarios tomaron el video con humor. Algunos alertaron a los maestros para no hacer nada indebido, pues serán exhibidos en Internet. Otros, opinaron en forma sarcástica que si un profesor y una alumna van a tener intimidad, un salón de clases sería el lugar más conveniente para hacerlo.

Si quieren ver el video les dejamos este link. Advertimos que las imágenes de la galería de fotos y el video son explícitos, por lo que pueden dañar la sensibilidad de algunos lectores. Se recomienda discreción.