El primer ministro británico, David Cameron, dijo el jueves que esperaba que el rechazo de los holandeses al acuerdo entre la Unión Europea y Ucrania "no afecte" el resultado del referéndum del 23 de junio sobre la permanencia de su país en la UE.

"Espero que esto no afecte al resultado de nuestro referéndum, porque es una cuestión muy diferente", declaró el líder conservador en un debate público en Exeter (suroeste).

"No pienso que esto tenga un impacto en nosotros, porque estamos tratando una cuestión mucho más amplia", añadió el primer ministro, que hace campaña por la permanencia en la UE, tras pactar varias reformas con Bruselas.

El miércoles, los electores holandeses votaron "no" al acuerdo de asociación entre Ucrania y la Unión Europea. El referéndum, sin valor vinculante, fue convocado por una petición popular.

El acuerdo apunta a reforzar el diálogo político y los intercambios comerciales entre la UE y Ucrania. Pero el asunto fue fagocitado por los euroescépticos holandeses, que con este resultado quieren enviar un mensaje a Bruselas.

"Es importante que las instituciones europeas y el gobierno holandés escuchen atentamente lo que dicen los electores, para tratar de comprender y trabajar" a partir de ese resultado, explicó Cameron.

 

PUB/IAM