Pocas horas antes de despedirse, el primer ministro británico David Cameron aconsejó el miércoles a Theresa May, su sucesora en el cargo, que se mantenga "lo más cerca posible" de la Unión Europea, pese al Brexit que deberá poner en marcha.

May, ministra de Interior del gobierno conservador saliente, se convertirá este miércoles en la segunda mujer de la historia en dirigir el gobierno británico, tres semanas después del voto de los británicos para salir de la UE.

En su última sesión de preguntas ante el parlamento como primer ministro, Cameron la invitó a no dar la espalda a los 27 miembros de la Unión Europea,

"Debemos procurar permanecer lo más cerca posible de la Unión Europea", afirmó dirigiéndose a May, a la que calificó de "brillante negociadora".

Cameron presentará su dimisión a la reina Isabel II esta tarde y a continuación May se reunirá con la soberana para que esta le confíe la tarea de formar gobierno.

Reputada por su temperamento combativo y su carácter trabajador, Theresa May hereda un Reino Unido zombi, en el que reina la incertidumbre sobre su futuro.

"Entra en funciones en un momento que habría dado problemas al mismo Churchill", aseguraba el diario The Guardian para subrayar la magnitud de la tarea que la espera.

PUB/FHA