Hillary Clinton se declaró candidata por el Partido Demócrata para las elecciones para la presidencia de EEUU, el 8 de noviembre próximo, convirtiéndose en la primera mujer en los 240 años de historia del país del norte en representar a un importante partido político en la carrera por la Casa Blanca.
Su rival, Bernie Sanders, ignoró el “victorioso hito” de la ex secretaria de Estado, prometiendo hacer campaña a través de la última primaria el próximo jueves en Washington, DC, antes de enfrentarse a Clinton, de 68 años, en la convención demócrata en Philadelphia
Fletcher McClellan, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Elizabethtown, Pennsylvania, EEUU, explica lo que esto podría significar para el futuro del país.

¿Ha hecho historia la victoria de Clinton?
- Como dijo ella anoche,  EEUU ha alcanzado un hito. Después de 225 años desde la fundación de los EEUU, 168 años desde la Declaración de Seneca Falls para la igualdad de las mujeres, y casi 100 años después de que las mujeres obtuvieran el derecho al voto, un partido político está a punto de nombrar a una mujer para ser la presidenta de los Estados Unidos. Aunque algunos podrían argumentar que la elección de Obama tuvo una mayor importancia simbólica, dado el legado de la esclavitud, la elección de Hillary Clinton no tendría menos importancia. Dado que otras líderes políticas fuertes femeninas tales como Margaret Thatcher en el Reino Unido y Angela Merkel en Alemania, han surgido en otros lugares, los EEUU se estaría poniendo al día con el resto del mundo.

¿Por qué una mujer como presidenta es tan relevante?
- En cierto sentido, tener a una mujer como presidenta no haría mucha diferencia. El clima en Washington DC está dominado por un intenso partidismo que continuará independientemente de quién sea el presidente. Pero por otro lado, la primera mujer presidenta servirá como un modelo a seguir para la mitad de la población de EEUU. Por otra parte, los estudios muestran que cuando más mujeres llegan a cargos más altos, la agenda política se desplaza más hacia temas relacionados con el bienestar social y las familias. Por último, el próximo presidente tendrá la oportunidad de cambiar el equilibrio de poder en el Tribunal Supremo de EEUU, y si ese presidente es una mujer, la política legal podría cambiar hacia políticas que afecten a las mujeres, tales como la libertad reproductiva.

¿Por qué Sanders se niega a dejar la carrera?
- En pocas palabras, a un nivel humano es difícil para cualquier candidato admitir la derrota después de luchar durante más de un año, ganando los votos de millones de seguidores, e influyendo profundamente en la dirección de un partido político. Más allá de eso, la candidatura de Sanders se ha transformado de una campaña para la nominación a un movimiento social y político de un partido. Él tiene la oportunidad de influir en la política y el gobierno durante y después de la elección presidencial, y él quiere maximizar su apalancamiento.

PUB/IAM