L.A.B. era una joven de 15 años que fue violada y torturada en reiteradas ocasiones tras estar recluida en una celda de hombres por 26 días tras una negligencia cometida por una jueza en Brasil.

El caso ocurrió en 2007 y fue nuevamente portada de los medios internacionales este viernes tras la polémica instaurada por el castigo que recibió la jueza Clarice de Andrade, quien decidió mandarla nuevamente al mencionado calabozo en aquella oportunidad pese a que la adolescente relató las fuertes vejaciones que sufrió en el lugar tras diez días de castigo por robar un celular.

Durante su estadía en la prisión, la adolescente fue violada en reiteradas ocasiones acorde a los exámenes que le practicaron, mientras que los reos no la dejaban dormir apagando cigarrillos en su cuerpo.

La cruda realidad que vivió la menor hace recordar el duro reportaje realizado por BBC Mundo en noviembre de 2015, donde relatan la horrorosa realidad que se vive en las prisiones de Brasil, indicando que ocurren escenas de canibalismo y decapitaciones en las celdas de la mencionada nación.

"Al fiscal brasileño Gilberto Câmara França Júnior le llevó casi dos años entender lo que había ocurrido en la celda uno del bloque C del penal de Pedrinhas, en el estado de Maranhão", comienza la nota del medio internacional para contar que el recluso Edson Carlos Mesquita da Silva fue asesinado y cortado su cuerpo en 59 partes por otros reos, quienes salaron y desparramaron por el penal en bolsas de basura los restos del hombre.

Un testigo protegido señaló a los investigadores que el hígado de la víctima fue asado, para posteriormente dividirlo en distintas porciones y comido por los presidiarios. ¿Y por qué razón ocurrió esto? Simplemente porque se estrelló sin querer con otro recluso, el cual decidió que debía morir de dicha manera.

En la nota, se destaca además otras situaciones ocurridas en penales brasileños, las cuales van desde abusos cometidos por funcionarios, hasta la golpiza mortal que recibió un hombre por haber robado a otro reo.

PUB/CM