El retrato oficial del príncipe Guillermo ha causado controversia, e incluso molestia entre los ciudadanos ya que dicen que parece una marioneta.

La pieza es un óleo sobre lienzo titulada Paternidad que busca describir la relación del príncipe Guillermo con su hijo, el príncipe George. Dan Llywelyn Hall fue el encargado de crear la obra y también fue criticado en el pasado por una pintura que hizo de la Reina Isabel II, según publicó Daily Mail.

¿Qué les parece la pintura?