El semanario francés “Charlie Hebdo” decidió dedicar su portada al escándalo financiero Panama Papers, bajo el nombre de “Terrorismo fiscal”.

En la imagen firmada por el caricaturista Vuillemin se observa a un grupo de manifestantes conformado por gente rica.

Los protestantes sostienen carteles donde se puede leer “Je Suis Panamá” (“Yo soy Panama”),  “sin miedo” y “no va cambiar nuestra forma de vida”.

Esta portada resultó ser más irónica y menos controvertida que la de la semana pasada donde se burlaba de los atentados de Bruselas del pasado 22 de marzo.

En esta ocasión el semanario no fue tan escandaloso en la forma de manifestarse sobre lo ocurrido.