China ha activado la respuesta de emergencia por radiación tras el evento sísmico detectado en Corea del Norte, indicativo de una nueva prueba nuclear del régimen comunista de Kim Jong-un.

La respuesta fue activada hoy por el Ministerio de Protección Medioambiental de China, según publican medios oficiales como el diario Global Times (propiedad del Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista de China) y la cadena de televisión pública CCTV.

Las estaciones de radiación en las tres provincias del noreste de China (cercanas a la frontera con Corea del Norte) y en la oriental de Shandong operan con normalidad, apunta por su parte la agencia oficial Xinhua.

Asimismo, el Global Times publica hoy, citando a expertos, que el supuesto test nuclear "está dirigido a Estados Unidos, aunque puede igualmente levantar preocupaciones sobre los residentes chinos cercanos a la frontera" con Corea del Norte.

El servicio meteorológico surcoreano detectó hoy un terremoto de 5 grados causado de forma artificial en Corea del Norte, también registrado por el Centro Sismológico de Europa y el Servicio Geológico de EE.UU., que le atribuyó 5,3 grados, confirmando que fue producido por una "explosión".

El terremoto se detectó a las 9.30 hora surcoreana muy cerca de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, escenario de los cuatro ensayos atómicos anteriores (2006, 2009, 2013 y enero de este año) y situado al noreste de Corea del Norte.

Esta base se encuentra a apenas 100 kilómetros de la frontera de Corea del Norte con China, que tiene 1.500 kilómetros de largo y cuya ciudad limítrofe principal es Dandong, en la provincia de Liaoning y con cerca de 2,5 millones de habitantes.

China, el mayor aliado de Corea del Norte, ha enfriado su relación con el régimen de Kim Jong-un a raíz de la intensificación de las pruebas nucleares en este país, y el pasado marzo secundó las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Pyongyang, las más duras adoptadas por ese organismo en 20 años.

PUB/AOS