Más de 100.000 viajeros, en desplazamiento por las fiestas del Año Nuevo chino, quedaron bloqueados en las estaciones de trenes de Cantón (sur) debido a la perturbación del tráfico ferroviario causado por la nieve.

Varios trenes en dirección a la ciudad, capital de la provincia de Guangdong, quedaron inmovilizados debido al frío récord que se registra en el norte y el centro de China, perturbando la mayor trashumancia mundial del año.

La policía anunció que "cerca de 100.000 personas" en total quedaron bloqueadas el lunes en dos de las principales estaciones de la ciudad.

El martes al mediodía, 50.000 viajeros seguían estancados en la estación central de Cantón debido al atraso de 24 trenes, anunció la agencia Xinhau.

En la provincia de Guangdong, apodada "el taller del mundo", están implantadas centenares de fábricas que reclutan a sus obreros en las zonas rurales de todo el país.

Los obreros regresan a su ciudad natal solamente una vez por año para las fiestas del Año Nuevo lunar, que este año comienza el 8 de febrero.

Cada año, los siete días de vacaciones oficiales, que abarcan los tres días anteriores y los tres posteriores a la fecha del Año Nuevo, someten a los servicios de transporte del país a una ruda prueba.

En los 40 días en torno a la fecha, se prevén 2.910 millones de trayectos, según el gobierno, lo que equivale a más de un viaje de ida y vuelta por cada uno de los 1.370 millones de habitantes.

PB/MC