China quiere enviar a Marte un vehículo dirigido a distancia para que pueda explorar, anunció el viernes un alto responsable chino, en una nueva etapa del ambicioso programa espacial de Pekín.

Las autoridades dieron en enero el visto bueno para la misión, declaró el director de la administración espacial china, Xu Dazhe, en una conferencia de prensa.

La operación debería llevarse a cabo hacia el 2020, precisó Xu, agregando que el plazo era como "un desafío" pero que un éxito del intento significaría "un paso de gigante" en las capacidades espaciales de su país.

"Nuestro objetivo es ponerse en órbita alrededor de Marte, posarse y desplegar un robot, todo en una únca misión, lo que sería bastante difícil de realizar", precisó.

Pekín consagra miles de millones de yuanes en la conquista espacial y espera recuperar el tiempo perdido respecto a Estados Unidos y Europa.

Pero también quiere competir con India que, en 2014, se convirtió en el primer país de Asia en alcanzar Marte con una sonda de bajo coste puesta en órbita alrededor del planeta rojo.

El "rover" dirigido a distancia chino, precisó Xu, podría analizar el suelo de Marte, su atmósfera, su medio ambiente así como comprobar la presencia de restos de agua.

"La investigación sobre estos temas es realmente una investigación sobre la humanidad en sí misma y sobre los orígenes de la vida", declaró.

"Sólo el éxito de esta misión permitiría a China afirmar que se inicia de verdad en la exploración del espacio remoto", concluyó.

La conquista del espacio, coordinada por el Estado Mayor del ejército, representa para el país un símbolo de la nueva potencia nacional.

En 2013, Pekín consiguió desembarcar en la Luna un vehículo guiado a distancia llamado "Conejo de jade", que sufrió sin embargo algunos percances mecánicos.

China espera poder alunizar antes del 2018 su sonda Chang'e-4 - cuyo nombre proviene de la diosa Luna en la mitología china - en la faz escondida del astro lunar.

Estados Unidos ya consiguió enviar dos vehículos guiados a distancia a Marte, y la ex URSS y la Agencia Espacial Europea (ESA) también han efectuado misiones al planeta rojo.

En 2011, el primer intento chino para enviar un satélite en órbita alrededor de Marte fue un fracaso.

 

PUB/IAM