“Díganle a mis hijos y a mi esposa que los amo, Dios ayúdame a soportar este dolor” pidió Manolo Osmani Elvira Cermeñoel, chofer de un autobús accidentando minutos antes de morir, según el relato del galonista de Bomberos Voluntarios, Julio Álvarez.

Elvira Cermeño, de 46 años de edad, fue el conductor que quedó entre los hierros retorcidos del autobús tipo pullman de la empresa San Luiseña que cayó a una hondonada entre dos puentes en el kilómetro 46.5 de la carretera a El Salvador, en la región de Berberena, Santa Rosa.

Los socorristas trabajaron durante casi dos horas y media para extraerlo, pero mientras transcurrían los minutos la tarea se hacía imposible y el piloto perdía las fuerzas para mantenerse con vida. 

“Los compañeros hicieron todo lo posible, pero por estar entre los hierros más  duros del bus, para nosotros era imposible cortar, a pesar que se utilizó la quijada de la vida”, manifestó Álvarez.

De acuerdo con el relato del bombero, el conductor les pidió un celular para hablar con su esposa y les solicitó que no le dijeran lo grave que él estaba, para no asustarla. 

Además de pedir despedirse de su familia, Zermeño tuvo tiempo de agradecer a los bomberos el trabajo que hacían para rescatarlo tras quedar prensado entre la puerta y el timón del autobús que provenía de San Luis Jilotepeque, Jalapa.

Los bomberos hacían su trabajo con la quijada de la vida para sacarlo, pero llegó el momento en que el conductor les pidió que le quitaran el oxígeno porque el dolor era demasiado. En ese momento dejó de respirar y los paramédicos le cerraron los ojos.

Álvarez dijo que el piloto tenía un trauma de cintura, ya que el bus cayó de frente. Su cadáver fue trasladado a una morgue de Cuilapa

El conductor fue el único fallecido en la tragedia que además dejó unos 56 pasajeros heridos. Algunos fueron trasladados al Hospital Regional de Cuilapa, mientras que otros fueron atendidos en el lugar por presentar solamente crisis nerviosas.

Hasta ahora se desconocen las causas del accidente. Sin embargo, Rodrigo Salazar, jefe de la Comisaría 32 de la Policía Nacional Civil, dijo que el piloto manejaba en estado de ebriedad presuntamente, pero las conclusiones las darán las autoridades correspondientes.