El mayor oleoducto de Estados Unidos permanecía cerrado este martes en Alabama (sur), después de que una explosión matara a una persona e hiriera a otras cinco.

El accidente tuvo lugar el lunes por la tarde en el condado de Shelby, cuando una excavadora alcanzó el oleoducto y provocó el estallido, explicó en un comunicado la compañía Colonial Pipeline.

"Después del incidente, Colonial cerró sus dos principales tuberías, que atraviesa el condado de Shelby", precisó la empresa.

Una persona falleció y otras cinco fueron llevadas a hospitales de la zona por diversas heridas.

Los equipos de emergencias intentaban contener el incendio, pero el sheriff de Shelby, Ken Burchfield, avanzó al sitio de información Al.com que llevara un tiempo apagar las llamas.

El fuego ya arrasó 13 hectáreas, de acuerdo con el gobernador Robert Bentley.

El oleoducto Colonial es el más importante del país: abastece a 50 millones de clientes desde Houston (Texas, sur) hasta el puerto de Nueva York (8.851 km de largo) y transporta cada día 2,4 millones de barriles de gasolina, diesel, carburante para aviones y otro tipo de productos petroleros refinados.

PUB/CM