Colombia prevé para este año más de 600.000 infectados por el virus zika, con consecuencias graves solo en embarazadas, dijo este miércoles el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

"Esperamos una evolución similar a la que tuvo el virus de chicunguña el año pasado para terminar con un número de casos en el año entre 600.000 y 700.000", afirmó Gaviria en una comparecencia desde Bogotá, donde destacó que Colombia es el segundo país más afectado por esta epidemia en América Latina después de Brasil, entre los países que reportan casos.

Las autoridades sanitarias ya están haciendo seguimiento a 560 gestantes, el colectivo más vulnerable frente al virus, que en Brasil ha sido relacionado con microcefalia -reducción del tamaño de la cabeza y alteración del desarrollo del cerebro- en los fetos.

En Colombia, ya han nacido 106 niños de madres infectadas de zika. En 30 de ellos, se han descartado alteraciones neurológicas, aunque el Ministerio asegura que tienen que ser sometidos a análisis durante un año. 

"Podríamos esperar en Colombia de 450 a 600 casos de microcefalia en niños si llega a producirse una situación similar a la de Brasil", declaró por su parte el viceministro de Salud, Fernando Ruiz, en la misma comparecencia.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Salud (INS), divulgados el 15 de enero, Colombia cuenta con un total de 13.531 casos del virus del zika, de los cuales 10.837 fueron confirmados clínicamente, 776 fueron confirmados por laboratorio y 1.918 son sospechosos.

Estados Unidos advirtió el viernes a mujeres embarazadas que eviten viajar a 14 países del América Latina y el Caribe, entre ellos Colombia.

El gobierno de Colombia recomendó a principios de enero a las parejas residentes en el país evitar un embarazo en los próximos meses ante la expansión del virus zika, vinculado a casos de bebés nacidos con microcefalia. 

"Deberían considerar posponer el embarazo seis meses u ocho meses", insistió Gaviria el miércoles. 

Hasta el momento, las Américas tienen 20 países con circulación autóctona del virus, según la Organización Panamericana de Salud (OPS).

PUB/VJ