La Policía francesa detuvo hoy a tres personas en Niza en el marco de la investigación abierta sobre el atentado en esa ciudad en la noche del jueves, lo que eleva a cinco el número total de arrestados.

La ex mujer del autor de la masacre, identificado como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, fue detenida ayer en torno a las 11.00 hora local (09.00 GMT) y, según el fiscal de la República, François Molins, quedó bajo arresto.

Ese mismo día fue detenido otro hombre cuya identidad no se ha facilitado, y esta madrugada se produjeron en dos operaciones distintas tres nuevos arrestos.

La emisora "Europe 1" detalló que en una primera intervención del cuerpo de operaciones especiales de la policía, RAID, y de las Brigadas de Investigación e Intervención (BRI) de la policía judicial se detuvo a dos conocidos de Lahouaiej Bouhlel en una misma dirección del centro de Niza, cerca de la estación de tren.

El tercero, según esa emisora, se produjo a primera hora de la mañana.

El canal de televisión "BFM TV" indicó que las fuerzas del orden llegaron hasta ellos gracias a la explotación de elementos de telefonía del autor de la matanza. En la cabina del camión donde fue abatido se encontró un celular.

Los medios no precisaron si el hombre detenido ayer en el paseo de los Ingleses de Niza con un machete podría estar relacionado con el terrorista, un tunecino de 31 años que fue abatido el jueves por las fuerzas del orden.

Los investigadores franceses prosiguen hoy las pesquisas para tratar de determinar las motivaciones de ese ataque, que provocó 84 muertos, incluidos 10 niños y adolescentes, y más de 200 heridos, 52 de ellos en estado crítico.

La Fiscalía abrió su investigación por los cargos de asesinatos e intentos de asesinato, tentativa de asesinato de personas dotadas de autoridad pública (los policías a los que disparó) y terrorismo.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, confió ayer en que esto sirva para determinar si actuó a petición de otros individuos, impulsado "por los continuos mensajes del (grupo terrorista) Estado Islámico" o por tener algún tipo de desequilibrio.

El ministro señaló que de momento no hay ningún elemento que permita relacionarle con el islamismo radical, una relación que sí dio por establecida el jefe del Gobierno, Manuel Valls, quien dijo que Bouhlel era "un terrorista sin duda", vinculado con el yihadismo "de una forma u otra".

 

PUB/IAM