La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, dijo hoy que la "mitad" de seguidores de su rival republicano, Donald Trump, son "deplorables", mientras que la otra "mitad" son gente "defraudada" con el sistema que tan solo busca un cambio.

"La mitad de seguidores de Trump se podrían meter en lo que yo llamo la 'cesta de los deplorables', ¿verdad? Los racistas, sexistas, homófobos, xenófobos e islamófobos", dijo la demócrata durante un acto para recaudar fondos con la comunidad LGTB de Nueva York.

"Desafortunadamente hay gente así, y él los ha envalentonado", lamentó Clinton sobre este primer grupo de votantes republicanos.

La ex primera dama explicó entonces que la otra mitad de seguidores del magnate son gente a la que el Gobierno y la economía les ha fallado, gente que ha perdido el trabajo, que ha visto morir a un hijo por la heroína o que se ve en un camino sin salida.

"La otra cesta de gente son gente que sienten que el Gobierno les ha defraudado, que la economía les ha defraudado, que no importan a nadie, que nadie se preocupa por lo que pasará con sus vidas ni con su futuro y que están desesperados por un cambio", apuntó.

Según ella, se trata de gente a la que se tiene que "entender" y con los que se debe "enfatizar" porque en Trump tan solo depositan algún tipo de esperanza de que sus vidas sean "diferentes" y no congregan con todo lo que dice el magnate.

La campaña de Trump no tardó en reaccionar y su asesor de comunicación, Jason Miller, censuró las palabras de Clinton.

"Lo realmente deplorable no es solo que Clinton haya cometido un inexcusable error delante de ricos donantes y unos periodistas que estaban por ahí la hayan atrapado, sino que ha revelado lo poco que le preocupan los hombres y mujeres trabajadores de Estados Unidos", apuntó Miller.

 

pub/iam