La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, virtuales candidatos a la Casa Blanca, reaccionaron hoy con inquietud al tiroteo en un club gay nocturno de Orlando (Florida), que causó al menos 50 muertos y 53 heridos.

"Desperté con la noticia devastadora de Florida. Mientras esperamos más información, mis pensamientos están con los afectados por este acto horrible", afirmó Clinton en su cuenta de la red social Twitter.

Trump también recurrió a Twitter para escribir: "Tiroteo realmente terrible. Policía investigando posible terrorismo. Muchas personas muertas y heridas".

Asimismo, el senador Bernie Sanders, que ha competido con Clinton por la nominación presidencial demócrata, calificó la matanza de "horrible" e "inimaginable" y manifestó su esperanza de que los heridos "se puedan recuperar", en declaraciones a la cadena NBC.

La Policía de Orlando informó hoy de que las víctimas mortales de la matanza en el club Pulse de Orlando ascienden a 50 personas, a los que hay que sumar 53 heridos.

El tiroteo, que empezó en torno a las 02.00 hora local (06.00 GMT), está siendo investigado como un "acto de terrorismo", señaló la Policía.

El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola y se atrincheró con rehenes en la discoteca, fue abatido en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden.

El club Pulse, situado en el centro de Orlando, publicó esta madrugada en su página de Facebook un mensaje en el que urgía que todo el mundo saliera del local y corriera, tras conocerse el tiroteo.

"Tan pronto tengamos información, actualizaremos a todo el mundo. Por favor, tengan a todo el mundo en sus oraciones mientras afrontamos este trágico evento. Gracias por sus pensamientos y amor", agregó el club en Facebook.

PUB/FR