En mayo, la Primera Dama de Brasil, Marcela Temer vivió un momento complicado. Su teléfono celular fue clonado y el hacker autor de este delito la contactó ara chantajearla.

Se trataba de Silvonei José de Jesús Souza de 31 años, quien amenazó a la esposa del Presidente Michel Temer con publicar fotos íntimas y no le pagaba 300 mil reales, casi 63 millones de pesos chilenos.

Después de seis meses, Jesús Souza fue condenado a una pena de cinco años, 10 meses y 25 días de cárcel en régimen cerrado, en un proceso que fue calificado por la prensa loical como “rápido para os estándares brasileños”.

 

PUB/AOS