"He tomado la decisión de nombrar al general Jorge Hernando Nieto como nuevo director de la Policía Nacional", dijo el mandatario desde la presidencial Casa de Nariño, luego de reconocer "la dedicación y entrega" de Palomino y confiar en el pronto esclarecimiento de los asuntos que lo involucran.

La decisión de Palomino "de hacerse a un lado para que la investigación que cursa sobre él siga su rumbo y pueda demostrar su inocencia sin afectar la institución (...) es una muestra de su lealtad", destacó Santos.

Nieto, hasta ahora subdirector de la Policía, "tiene que recuperar la unidad, el buen nombre, la respetabilidad y la confianza en la Policía ante los ojos de la ciudadanía", así como "avanzar eficazamente en la cruzada" que el gobierno ha emprendido contra el crimen, agregó.

"La Policia Nacional ha sido una de las instituciones mas queridas por los colombianos. Tomaremos todas las medidas necesarias para que lo siga siendo", enfatizó Santos.

Palomino dejó su cargo este miércoles, luego de que la Procuraduría General, la entidad en Colombia que controla a los funcionarios públicos, anunciara la apertura de una "investigación disciplinaria formal" sobre su supuesta participación en una red de prostitución masculina, entre otras irregularidades.

El anuncio, así como la difusión de un video de alto contenido sexual que según la Procuraduría supuestamente sería prueba de la existencia de esa red, provocó la víspera la renuncia del viceministro del Interior, Carlos Ferro, uno de los protagonistas del video, grabado en 2008, junto al capitán de la policía Ányelo Palacios.

"Frente a los hechos conocidos (...) he tomado la decisión en el seno de mi hogar, junto al cuerpo de generales y de cara al país, de pedirle al señor presidente que me aparte del cargo como director general de la Policía Nacional", dijo Palomino, flanqueado por su esposa e hijos y rodeado de altos oficiales.

- "No soy culpable" -

Pidió su pase a retiro "con la certeza absoluta y plena de que no soy culpable de ninguno de los cargos que se me imputan", agregó este oficial de 58 años, que estaba al frente de la Policía Nacional desde 2013.

En una declaración que terminó en un cerrado aplauso y estuvo llena de agradecimientos a Dios, a su familia, en particular a su esposa "por 32 años de absoluta fidelidad y grata compañía", así como al presidente Santos, al ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, y a toda la policía, Palomino dijo irse "en plena felicidad por haber sido útil" en sus 38 años de servicio.

Minutos después, Villegas declaró a periodistas que el gobierno, "contra su preferencia", aceptaba la renuncia de Palomino, a quien le reconoció numerosos éxitos al frente de la institución.

"El general Palomino entrega la policía más poderosa y eficiente de la historia de Colombia", dijo el ministro.

La Procuraduría anunció el martes que Palomino es indagado por "la creación y puesta en marcha de una supuesta red de prostitución masculina denominada periodísticamente 'La Comunidad del Anillo'".

De acuerdo con la entidad, encabezada por el conservador Alejandro Ordóñez, fuerte opositor al gobierno, los hechos habrían ocurrido entre 2004 y 2008 y ese "modus operandi habría tenido lugar presuntamente con la ayuda y complicidad de oficiales de la Policía Nacional", entre ellos Palomino.

Los supuestos implicados podrían enfrentar cargos por proxenetismo, inducción a la prostitución y trata de personas, indicó la Procuraduría, que informó de las pruebas a la Fiscalía.

Además, la Procuraduría anunció que investiga a Palomino por "posible incremento patrimonial injustificado, presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales a periodistas".

En diciembre, la Fiscalía colombiana inició una investigación por interceptaciones ilegales contra la periodista Vicky Dávila. Dávila y su equipo habían revelado las acusaciones de acoso sexual del coronel Reinaldo Gómez contra Palomino.

La Procuraduría ya había abierto en noviembre una investigación preliminar contra Palomino por supuestos actos de acoso sexual.

 

 

PUB/IAM