La Corte Constitucional colombiana aprobó hoy de manera definitiva el matrimonio de parejas del mismo sexo tras un largo camino en el que la comunidad Lgtbi ha ido conquistando progresivamente sus derechos para equipararlos con los de los heterosexuales.

La aprobación llegó hoy después de que los magistrados del alto tribunal aprobaran una ponencia favorable a la unión homosexual por seis votos a favor y tres en contra.

Sin embargo, el camino hacia la aprobación definitiva comenzó el pasado 7 de abril, cuando los mismos magistrados votaron en contra de otra propuesta que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Se dio entonces una enorme confusión en la comunidad Lgtbi y los propios medios colombianos, que entendieron que esa primera decisión suponía la aprobación final de la unión de parejas del mismo sexo.

Con la decisión de hoy, Colombia se suma al grupo de países latinoamericanos que conforman Brasil, Argentina y Uruguay, que han aprobado el matrimonio de parejas del mismo sexo.

Además, México también ha abierto la puerta a los matrimonios homosexuales, si bien ya se venían realizando en la capital y en los estados de Quintana Roo y Coahuila.

En el país norteamericano rige desde junio una decisión de la Corte Suprema que permite los matrimonios cuando son tramitados ante un juez.

En Colombia el camino ha sido largo para la comunidad Lgtbi, y el mayor paso lo dio también la Corte Constitucional cuando en noviembre de 2015 aprobó la posibilidad de que las parejas del mismo sexo adopten niños en igualdad de condiciones a las heterosexuales.

Hubo entonces una reacción de los sectores más conservadores de la sociedad colombiana que lideró el procurador general, Alejandro Ordóñez, quien se convirtió en el azote de los derechos de los homosexuales.

Pese a esa oposición, la comunidad Lgtbi fue dando pasos adelante en la asunción de sus derechos: reconocimiento de matrimonios mixtos registrados en el exterior, registro de hijos concebidos en el exterior por parejas del mismo sexo o la misma adopción, entre otros.

La aprobación de hoy es una nueva conquista en tanto que otorga a las parejas del mismo sexo "seguridad jurídica" para contraer matrimonio, según destacó a Efe la ONG Colombia Diversa, que defiende los derechos de la comunidad Lgtbi.

"Si antes había dudas sobre si Colombia reconocía el matrimonio igualitario hoy con toda certeza podemos decir que sí, que la Corte Constitucional ratificó su decisión y que con plena certeza hay matrimonio civil para las parejas del mismo sexo en Colombia", dijo a Efe Marcela Sánchez, portavoz de la ONG.

Sánchez comentó que esta decisión de la Corte Constitucional, que les "sorprende gratamente", será celebrada el próximo 28 de junio, fecha alrededor de la cual se celebra cada año una marcha para reivindicar los derechos de la comunidad Lgtbi.

"Si bien persisten muchos problemas, y no podemos desconocerlos, tampoco podemos desconocer que tenemos mucho por celebrar, creo que no solamente la comunidad Lgtbi sino la sociedad colombiana, esto sin duda nos hace ser un mejor país", apuntó Sánchez.

La portavoz de la ONG recordó que "desde 2011" había "dudas" sobre los alcances de los pronunciamientos de la Corte Constitucional con respecto al matrimonio homosexual, que ahora quedan disipadas.

"Nosotros siempre dijimos que la única figura válida era el matrimonio, sin embargo las notarías crearon unos nuevos contratos que para nosotros representaban inseguridad jurídica. Creo que ahora es muy claro que cuando una pareja del mismo sexo solicite matrimonio solo pueden ofrecer la figura del matrimonio, y eso da certezas", subrayó.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo expresó su respaldo a la "histórica" decisión del alto tribunal, que calificó como "un avance en la garantía de los derechos" de las parejas del mismo sexo.

Asimismo, destacó que la aprobación de la Corte "recuerda las dimensiones de las injusticias que esta población padece cotidianamente".

 

PUB/IAM