El ex presidente de Colombia y principal opositor al acuerdo de paz con las FARC, Álvaro Uribe, llamó este domingo a un "gran pacto nacional", luego de que la resolución negociada entre esa guerrilla y el gobierno de Juan Manuel Santos fuera rechazada en un plebiscito.

"Queremos aportar a un gran pacto nacional, nos parece fundamental que en nombre de la paz no se creen riesgos a los valores que la hacen posible: la libertad, la justicia institucional, el pluralismo", dijo Uribe en una declaración a periodistas desde su casa en la localidad de Rionegro, en el noroeste de Colombia.

"El sentimiento de los colombianos que votaron por el 'Sí', se abstuvieron, y los sentimientos y razones de quienes votamos por el 'No' tienen un elemento común: todos queremos la paz, ninguno quiere la violencia. Pedimos que no haya violencia, que se le dé protección a las FARC y que cesen todos los delitos, incluidos el narcotráfico y la extorsión", añadió el ex presidente (2002-2010).

Con 99,98% de las mesas escrutadas y 37,43% de participación, 50,21% de los votantes dijeron "No" y 49,78% dieron el "Sí" al acuerdo de paz acordado entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.

Uribe pidió además este domingo "una reflexión a la comunidad internacional", que ha apoyado mayoritariamente el acuerdo de paz que fue firmado por las FARC y el gobierno el 26 de septiembre en una pomposa ceremonia en Cartagena ante 15 jefes de Estado y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Queremos contribuir a un acuerdo nacional, que nos escuchen las razones. Sabemos que nuestros compatriotas del 'Sí' al recibir el mensaje de nuestra buena voluntad nos escucharán y los escucharemos. Pedimos lo mismo al gobierno, a sus negociadores y a la comunidad internacional", dijo.

"Colombianos, corrijamos", añadió el ex presidente, cuya principal crítica a los acuerdos era que traerían "impunidad" a crímenes atroces.

PUB/CHS