Por un estrecho margen los colombianos le dijeron No al acuerdo de paz con las Farc.

Con 50,24% de los votos, la opción del "No" se imponía a la del "Sí" (49,75%), poco más de una hora después de que cerraran las urnas para esta histórica votación.

Esto supone un duro revés para el gobierno de Juan Manuel Santos.

Los colombianos dicen estar hartos de la guerra, pero muchos rechazan hacer concesiones a las FARC, que marcaron la historia reciente con masacres, secuestros, extorsiones y desapariciones forzadas.

Lo negociado desde 2012 en La Habana fue rechazado porque aunque 6.346.055 personas votaron por el "Sí", superando el umbral de 4,5 millones de votos requeridos para avalar el acuerdo, fueron más las adhesiones por el "No" (6.408.350)

El pacto con las FARC, de 297 páginas, buscaba terminar el principal y más antiguo conflicto armado de América, un complejo entramado de violencia entre guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con saldo de 260.000 muertos y 6,9 millones de desplazados.

El acuerdo preveía FARC ingresarán a la política legal. Sus 5.765 combatientes, según cifras de la guerrilla, deberán concentrarse en 27 sitios para su desarme y posterior reinserción a la vida civil, un proceso de seis meses que será supervisado por las Naciones Unidas.

PUB/CHS